Publicado el

TÍTERES SIN CORONITA : CACHIPORRA en Peñarol

TÍTERES SIN CORONITA

Una propuesta de TÍTERES DE CAHIPORRA ante la pandemia.

La imposibilidad del encuentro en talleres y funciones, nos llevó a hacer esta propuesta lúdica y educativa, apoyados por la biblioteca María Vittori, el Municipio “G” y el Departamento de Cultura de la Intendencia Municipal de Montevideo. 

Es una serie de cortos entre 10 y 15 minutos en los que tratamos de vincular la palabra escrita, la acción dramática y la plástica, elementos fundamentales en el arte de los títeres.

En ellos, nuestro personaje, Juan el Zorro, visita la biblioteca en busca de un libro para poder leérselo a  los niños y niñas. Luego  elige un personaje del cuento y usando elementos que usualmente están en casa, explica cómo construir un títere.

Títeres sin coronita trata de incentivar una actividad, que vaya más allá del hecho de una manualidad, donde las posibilidades de creación y juego están abiertas a la imaginación de los niños y niñas.

BIBLIOTECA PÚBLICA MARÍA VITTORI

Biblioteca Pública ” Maria Vittori” y Espacio Cultural Centro Artesano del Barrio Peñarol.
Todas las personas tienen acceso libre y gratuito al prestamos de libros, previa inscripción. Atención personalizada, promoviendo la PARTICIPACIÓN ciudadana, tanto en materia de selección de libros como en la organización de actividades culturales.

CACHIPORRA ARTES ESCÉNICAS

¿QUIÉNES SOMOS ?

El grupo “Cachiporra” está integrado por Ausonia Conde, Javier Peraza, Primavera Peraza, Martín Peraza, Rodrigo Speranza y J. Ernesto Peraza. Se funda en el año 1973 en Montevideo por Ausonia Conde (actriz) y Javier Peraza (artista plástico). La conjunción de estas dos ramas del arte llevó de forma indefectible al teatro de objetos.

Por esos tiempos, los más duros de la dictadura militar que asoló el país por más de 12 años el grupo trabajó enfrentando una dura censura. El títere como siempre lo ha hecho a lo largo de la historia, encontró la forma de “decir”.En esos tiempos se puso en escena títulos de la más variada índole incluyendo obras para niños y adultos. “El Retablo de Don Cristóbal”, “Fuenteovejuna”, “Las sonrisas verdaderas” y muchos títulos más. Al mismo tiempo se hacía un intenso trabajo ambulante llevando a los más variados lugares espectáculos y talleres.

Con el advenimiento de la democracia en el año 1985 se pudo trabajar más abiertamente lo cual permitió mejorar las condiciones de producción y sobre todo salir al exterior conociendo el trabajo de colegas de otros países y mostrar el propio. Desde esa época “Títeres de Cachiporra” a participado en más de ciento veinte festivales internacionales.

Hoy estamos cumpliendo cuarenta y siete años de labor ininterrumpida con la convicción de que el arte de los títeres es sencillamente necesario, como el aire y el pan.

En definitiva estamos orgullosos de ser titiriteros